4 sept. 2013

Una red social para investigadores del deporte: ¿suspendida?

Hoy me ha llegado un mensaje de la plataforma SportSciGate que anuncia que el 18 de septiembre de 2013 "cierra". Solo ha durado un año y creo que, en este tiempo, no ha conseguido su propósito: promover el trabajo en red de investigadores del deporte mediante un espacio virtual específico, como comunidad referencia para científicos de este ámbito. Posiblemente los problemas que han acabado con la corta carrera de esta red tienen causas multifactoriales asociadas y, en ningún caso, el análisis que realizamos Pablo Sotoca y yo en la revista SPORTICS, pretendía desenterrarlas, solo identificar carencias y elementos de mejora. 

Página de inicio de la red social SportSciGate

Apuntábamos en ese análisis algunas debilidades fundamentales que iban a dificultar la consecución del objetivo pretendido, a continuación recojo textualmente algunas de ellas del análisis publicado en SPORTICS:
  • "Añadir algunos campos en el formulario de registro para investigadores (blog/página web), poder organizar los propios usuarios o restringir el acceso."
  • "En lo que se refiere al acceso a información, una buena organización y categorización del contenido a través de pestañas ayudaría a que las búsquedas fueran más ágiles y convertiría la plataforma en una herramienta más eficaz."
  •  "Inclusión de una clasificación temática o la aparición de los blogs personales de cada investigador, lo que ayudaría a marcar un orden en la sección."
  • "A día de hoy la subida masiva y desordenada de información dificulta el acceso a contenidos específicos. Disponer de un canal RSS también sería útil para suscribirse a los blogs de los usuarios que considerásemos más interesantes."
  • "Que existiera un apartado específico para entidades que las diferenciara de los grupos de investigación sería un aspecto a mejorar."
  • "Lo que sí hemos identificado como una carencia que pueden lastrar el crecimiento de la plataforma es la ausencia de un administrador o equipo de administradores que velen por su fluido y correcto funcionamiento." 
Dicho de una forma más clara (y permítanme la expresión) el proyecto "hacía aguas", aunque desconocemos los motivos intrínsecos por los que una gran idea no ha dado los frutos esperados; y más si cabe teniendo una cobertura como la que recogemos de su página de inicio, ya que es una red social editada por la Universidad Politécnica de Madrid (INEF) y el Consejo Superior de Deportes (nota de prensa de la Web del CSD), patrocinada por Ministerio de Economía y Competitividad, en la que colaboraban las universidades de San Javier, Autónoma de Barcelona, Extremadura, Camilo José Cela y Castilla La Mancha, además del Instituto de Biomecánica de Valencia, el Centro de Estudios de Derecho Inclusivo y la Asociación Científico Cultural de investigación y docencia en Actividad Física y Deportes.

Una de mis preocupaciones al respecto de lo ocurrido es que una experiencia así puede ser negativa para futuras iniciativas que se quieran plantear sobre redes sociales específicas de deporte o espacios virtuales para científicos de nuestro ámbito. Quizá pueda pensarse erróneamente que este tipo de espacios en red no son útiles o que los proyectos online son de dificil rentabilidad social (y económica). Y esto no es así como demuestran iniciativas como
Researcher ID o Academia.edu. En todo caso, de este tipo de experiencias debemos aprender. Quiero compartir dos de las conclusiones que podemos sacar: 

1) Todo lo relacionado con un espacio o trabajo para la investigación debe tener un enfoque "científico" en su diseño y puesta en marcha (rigor, sistematización, validez, seriedad, contraste, fiabilidad).

2) Un proyecto online de estas características debe planificarse, diseñarse y promoverse a medio plazo, necesita ser moderado y mejorarse durante su funcionamiento. No podemos crear espacios de estas características y esperar que sean los usuarios quienes "hagan" todo el esfuerzo; para que tengan éxito, más bien son necesarias una constate supervisión y una reelaboración progresiva en función del propósito final.

En todo caso, despedimos a la plataforma SportSciGate.

Marta A.-
((•)) Escucha este post

No hay comentarios:

Publicar un comentario