AbrazaME: la actividad más bonita y la coreografía más importante

Normalmente me gusta redactar, narrar los post que escribo, pero éste será diferente. Os invito a correr el riesgo dedicando un tiempo a los dos recursos que os expongo en este orden: 

1) Un artículo escrito por Pablo Sotoca y por mi sobre el abrazo, la expresión corporal y la muerte, narrado en primera persona. Esta comunicación fue presentada en las Jornadas de educación emocional y actividad física el pasado abril en la Universidad de Barcelona.

2) Un magnífico proyecto artístico realizado por Cesc Gelabert sobre el abrazo, que corresponde a un mosaico de colectivos participantes en la propuesta de danza comunitaria de la convocatoria 2017 de Trayectos (Festival Internacional de Danza Contemporánea de Zaragoza que se viene realizando desde 2004).



También se puede acceder a la comunicación, haciendo clic AQUÍ.




Vídeo-mosaico colectivo "No hay coreografía más importante que la de un abrazo" por Cesc Gelabert en Trayectos 2017


Para relacionar ambas experiencias, voy a cumplir una promesa que le hice a un estudiante de este curso, Jorge Polo. Me dijo que le gustaba escribir y que compartiría conmigo sus impresiones tras hacer la actividad que he compartido con vosotros; quedé con él que un día publicaría sus palabras textualmente. 
Estas actividades no sólo fomentan la utilización de la expresividad del cuerpo, sino que hace cuestionarnos acerca del porqué de un movimiento y todo aquello que lo engloba. Muchas veces somos inconscientes de lo mucho que puede significar un acto corpóreo y lo mucho que nos puede afectar en nuestro día a día.  
Lograr un cierto nivel de expresividad con nuestro cuerpo hace que nos entendamos mejor y consigamos ser más abiertos a la hora de "desinhibirnos" tanto dentro de las aulas como fuera de ellas.  
Hemos trabajado con los pilares más importantes de la expresión corporal y he de decir que, gracias a ello, hemos conseguido conectar unos con otros con un acto tan simple como lo es un abrazo. Quien pueda experimentar esta actividad, puede comprobar que en un acto tan simple, se puede llegar a observar una complejidad extraordinaria y llena de emociones y nociones. 
Todo ello no es tan relevante si no pensamos en lo que hacemos. Es importante reflexionar sobre lo que hacemos día a día, solo así conseguiremos progresar y entender lo que hacemos y lo que realmente significa. 
Partiendo desde la experiencia personal, estas actividades han sido enriquecedoras no solo a nivel corpóreo sino también a nivel psicológico, social y afectivo. Es cierto que al principio se observaba como una asignatura en la que era importante el movimiento y tenías que desempeñarlo, pero como todo en este mundo, las prenociones no siempre son correctas ni mucho menos se acercan a la realidad. Poco a poco, he experimentado cómo mis movimientos han ido adquiriendo fluidez y un sentido más expresivo al que estaba acostumbrado. Observando a mis compañeros, también he podido apreciar sus increíbles progresiones a lo largo de este tiempo. Tomo con cada vez más confianza un dicho que leí hace poco que dice: "Tu expresión corporal define tu personalidad aún si hablar" pues he podido ver cómo en las clases, la personalidad de cada uno se reflejaba más en los movimientos que muchas veces en palabras. Todo movimiento esconde un elemento que está adscrito a éste, no es sólo un acto físico. 
Para finalizar, quiero decir que la danza es un contenido que no entiende de género y que está disponible para todo tipo de público. Depende de todos y cada uno de nosotros el que se pueda hacer aún más visible la importancia que la danza posee. La igualdad se tiene que ver reflejada en cada actividad que desempeñemos, ¡démosles la importancia que se merecen y a por ello! 
Hubiera sido muy enriquecedor conectar los dos recursos, es decir, realizar la actividad que contamos en el artículo y grabar escenas para participar en el vídeo colectivo. No pudo ser, pero a partir de esta oportunidad no aprovechada se me están ocurriendo ideas para seguir creando, aprendiendo y enseñando. TO BE CONTINUED...

Comentarios

  1. A modo de hilo yo misma voy a ir poniendo frases de mis estudiantes a partir de este curso 2017/18. De esta manera no pierdo esto que los alumnos piensan, escriben y comparten y que han hecho público en sus e-diarios y lo conecto con este post:

    "Esta sesión tuvo un componente sentimental de gran importancia, desde mi punto de vista, empecé la clase muy expectante, pues la profesora nos introdujo la práctica de una manera muy sincera, notándose su emoción al articular las palabras, y, sinceramente se quedó corta, para mí sin duda alguna, fue la mejor clase impartida hasta el momento, que reforzó incluso las relaciones interpersonales con nuestros compañeros, saliendo de la sesión emocionados y abrazándonos, estuvo llena de sentimiento y aun escribiendo esta reflexión me acuerdo y se me empañan los ojos de lágrimas, quiero decir que tal como dijo la profesora que llevaba mucho tiempo impartiéndola, siga muchísimos años más con ella." Sergio

    ResponderEliminar
  2. Vamos con más comentarios:

    "He de decir que yo no soy mucho de llorar en
    público, pero no quita para que la sesión fue MUY EMOTIVA, y eso se puedo observar
    cómo está la gente después de acabar la sesión o la actividad, todos con un nudo en la
    garganta y gente incluso llorando. La verdad, nunca había hecho nada parecido, y
    aunque yo particularmente soy mucho de dar abrazos, tengo que decir que el hecho
    de esperar los abrazos con los ojos cerrados y no saber quién te los da me gustó
    bastante, ese nerviosismo o inquietud no se puede explicar con palabras." Iván

    ResponderEliminar
  3. "“Dar abrazos”. Algunos esperaban con los ojos cerrados y otros se acercaban
    y les deban un abrazo… largo, corto, muy sentido, frío o como fuera, pero la idea era
    sentir el contacto, el cariño y la armonía que se genera entre dos personas cuando hay
    un contacto sentido y sincero. Creo que a todos en algún momento del día o de
    nuestras vidas nos hace falta cariño, contacto o un buen abrazo. Las personas
    existimos para convivir con otras personas y por muy fríos que seamos o muy
    introvertidos, siempre necesitamos un gesto que nos haga recordar que no estamos
    solos y que nos podemos apoyar en otros." Eduardo

    ResponderEliminar
  4. "Al comenzar, no te esperas que algo así pueda transmitir tanto pero cuando me he puesto a
    abrazar a mis compañeros, a abrazarles de verdad, a sentir su cariño, a sentir cómo te
    devolvían el abrazo ha sido algo especial que no puedo ni describir con palabras. Ha sido un momento precioso y único que jamás olvidaré y que creo que todo el mundo debería sentir al
    menos una vez.

    Me he sentido libre y querida y todo esto con tan sólo el cuerpo porque en ningún momento
    ninguno ha dicho ninguna palabra.

    Estoy muy agradecida a Marta por habernos propuesto esta actividad y espero que año tras
    año la siga haciendo porque de verdad que nunca había sentido nada igual." Andrea.-

    Y yo agradecida a ti Andrea por compartir contigo tus pensamientos y emociones.

    ResponderEliminar
  5. "Tras esto pasamos a hacer un ejercicio de abrazarnos entre nosotros, donde terminé de explotar al dar abrazos y más tarde recibir abrazos de mis amigos, al recordar cómo habían entrado en mi vida, lo que significaban ahora, los problemas que algunos podían tener y que yo sabía, los problemas que yo tenía y como habían sabido reconfortarme y estar ahí para mi... Y también
    abrazos de personas con las que no había tenido tanta relación, o con las que la había ido
    perdiendo con el tiempo, lo cual también me hizo sentirme muy bien, además de pensar en todo lo que había cambiado y vivido en estos dos años. Fue una sensación increíble, pensar en cómo mis compañeros de clase habían pasado a significar tanto en mi vida, a ser amigos, algunos mis mejores amigos, y de las personas más importantes que tengo ahora mismo en mi vida.

    En resumen, un cúmulo de sensaciones que hicieron que no pudiera evitar llorar de emoción,
    más aún al ver a mis compañeros emocionados de la misma forma. Además, para completar
    este estado emocional, se nos presentó delante un folio en blanco para plasmar lo que
    sentíamos en el momento y todos comenzamos a escribir y dibujar… aparecieron cosas como
    FAMILIA, lo cuál siguió reavivando la emoción de alegría de todas las personas que había
    conocido, y a la vez un poco de tristeza al pensar que el año que viene no las iba a ver todos los días como hago ahora, puesto que me voy de Erasmus, y aunque sólo sean unos meses, me derrumbó también el pensar que no iban a estar ahí cada día al entrar a clase.

    También plasmamos en el folio cosas más personales, entre nuestros grupos de amigos, e incluso dibujos que solo nosotros entendíamos, todo en la misma línea de emoción, cosas que quedaron entre
    nosotros y para nosotros. Con esto poco a poco fue terminando la sesión, sintiéndome liberada y con una sensación que hacía mucho que no sentía, o que incluso podría no haberla sentido nunca. Espero que esta actividad se siga haciendo todos los años, porque realmente saca algo increíble de las personas y sus relaciones" Laura (2018)

    Me emociona que ese día les digo muchísimas cosas pero también que solo seguiré haciendo la actividad si ellos me dicen que debo seguir haciéndola y eso lo digo de pasada, pero luego al reflexionar días después se acuerdan y me dicen: sigue sigue, Marta, no dejes de hacerla... y eso me llena de energía para volver un año más a rasgarme el corazón para su aprendizaje, por ellos.

    ResponderEliminar
  6. Seguimos con unas reflexiones puestas en común por Daniel, Raúl y Álvaro (2018) sobre la actividad realizada:

    "Creo que ninguno de nosotros hubiera imaginado que este día, a las 10.30 de la mañana íbamos a estar todo el día como flanes. La verdad que empezar el día así es espectacular. Te hace ver las cosas de otra manera y centrarte realmente en lo importante. Te cambia el foco atencional. Te cambia las gafas con las que ver. Saca a la luz una parte de ti que piensas que es mejor no sacar. Pero no pasa nada, somos humanos, somos personas y estamos hechos de carne y hueso, y tenemos sentimientos, y al igual que la felicidad son sentimientos que a casi nadie le cuesta ocultar, con la tristeza, pero sobre todo con el llanto tiene que pasar lo mismo. Y hoy hemos llorado, y la verdad que ha sido precioso.
    Ver como cada uno de nosotros se ha abierto a través de una pintura, ver lo que para cada uno significa una palabra y ver como cada uno reacciona ante un abrazo. En este caso no el abrazo de un cualquiera, el abrazo de un compañero de clase con el que nos podemos llevar más o menos.

    Y sí, estamos hablando de un abrazo. Un gesto simple y barato. Porque parece que en esta vida solo importa si cuesta mucho o poco, y un abrazo es algo simple y barato. Barato porque no cuesta nada darlo y pueden darse infinitamente, y simple pero no por ello sencillo porque parece una tontería pero no todos sabemos dar abrazos.

    Un abrazo es una muestra y consecuencia de querer dar cariño, calor, hacerse sentir, amor… Para ello hay que quitarse los prejuicios, cambiarse las gafas de los miedos absurdos que muchas veces paralizan nuestros pies y dejarse llevar. "

    ResponderEliminar
  7. Y un estudiante vino a dar un abrazo a mi al terminar y yo también tengo que saberlo recibirlo, y ahí me expuse:

    "Después de eso realizamos la dinámica más “especial” (ya que no encuentro palabras
    para describirla), que es la dinámica de los abrazos, en ella la clase se divide en dos, la mitad de los alumnos se disponen por toda la clase con los ojos vendados sin saber lo
    que va a pasar; el resto de alumnos tiene que ir abrazando a las personas que están con
    los ojos vendados. En esta dinámica das abrazos queriendo transmitir aquello de lo que
    nunca hablas o que llevas dentro y que nunca has podido expresar y es lo que la hace
    una dinámica tan interesante; por ello al final de la dinámica todos terminamos llorando
    y fundidos en abrazos y expresándonos lo mucho que nos queremos; sin duda uno de los
    momentos más intensos de mi vida.
    Para terminar Marta nos dio a toda la clase un folio gigante para que expresásemos
    todos los sentimientos que nos había despertado esta sesión y la verdad es que salen
    cosas súper interesantes y súper maravillosas. Yo dibuje aquello que siempre está ahí
    cuando las cosas son difíciles en mi vida, aunque no puede sacarle una foto para
    colgarlo en este diario. Aun así tengo fotos de cosas que mis compañeros dibujaron. Al
    terminar la clase e irnos no pude resistirme a dar también un abrazo a la profesora." Álvaro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Fama... ¡a pensar!

Visual Thinking: pensar, dibujar, aprender

"Homo expresivus"