Éxodo - investigación y composición

Partir de la idea de éxodo para crear desde la danza y el espacio escénico requiere investigar qué significa esa palabra y cómo a partir de ese significado la interpreta cada uno a partir de sus experiencias, conocimientos, intereses y personalidad. Partir de una palabra, una idea, un fenómeno para luego crear a partir del cuerpo fue lo que viví en esta FORMACIÓNDel 9 al 13 de julio de 10 a 14 he asistido al workshop Éxodo – investigación y composición en Teatro Pradillo de 20 horas de duración dirigido por Aula3, una plataforma de creación escénica formada por tres bailarines, intérpretes y creadores:  Inés Narváez, Denislav Valentinov y Juan Cabrera. 

Como anunciaban los coordinadores de Teatro Pradillo, esta plataforma propone:

Panel de la formación agosto 2018 Teatro Pradillo
El enaltecimiento del trabajo colectivo, dándole protagonismo a la importancia del proceso en continuo estudio.En este workshop se pondrá especial atención en la búsqueda del trabajo a partir del consenso, la toma de decisiones y la intuición, principios que desde la Plataforma consideran básicos para un trabajo humano y artístico. Una apuesta por articular los deseos y las ganas para llegar a un espacio común donde poder habitar desde una conciencia unida, que no uniforme. Una invitación a formar parte del próximo proceso creativo donde perderse juntos en el mundo del “Éxodo” para poder encontrar la fiscalidad detrás de la palabra y la poética de la imagen, dejando siempre espacio para el sonido, el silencio y la luz.

Cuándo me preguntaron qué significaba para mi "éxodo" lo asocié rápidamente con huida, desbandada, abandono, dejar atrás, salida, suerte...  bastante negativas las ideas que me venían a la cabeza. Al investigar encontré que también hay una parte "dulce" de esta idea como es de soledad entendida desde lo positivo, encuentro, salvarse, huir hacia algo mejor. Éxodo es marcha de un pueblo o de un grupo de gente del lugar en que estaban para buscar otro lugar en que establecerse. Una vez puesto en común con el grupo de personas que participábamos en ese taller qué era éxodo, nos pidieron que al día siguiente lleváramos un objeto que asociáramos a esa palabra. Yo llevé unos dados.

El taller transcurrió con un trabajo de conciencia corporal y danza impro bajo pautas que nos iban dando Inés, Juan y Denislav. Nos llevaron poco a poco hacia un trabajo de escucha y creación colectiva. Las pautas eran siempre sencillas pero a la vez poderosas. El menos es más se veía corporalizado en lo que nos proponían. Aquí no quiero explicar mucho más porque son experiencias prácticas que hay que vivenciar y espero no olvidar. 

De la imagen al movimiento

También realizamos creaciones escénicas individuales con el material que habíamos traído cada uno y luego podíamos invadirlas. Partíamos de crear una imagen con el cuerpo y nuestro material. Por ejemplo, alguien en una escalera que llevaba unas alas (objeto que había traído). Fue interesante esta imagen que creó uno de los participantes porque tendemos a ver que sube, pero ¿y si estaba bajando? Aquí entramos en uno de los principios que estuvimos trabajando, que es la poética de la imagen y el trabajo a partir de ella. Y es que los objetos están "contaminados" por la información previa que tenemos de ellos y lo interesante es cómo ese elemento "contamina" a quien lo utiliza. A partir de cada imagen creada por cada uno con los objetos, creábamos una acción partiendo de que la imagen puede ser:
  • trabajo de estudio
  • inicio mitad o final del movimiento
  • generador de un movimiento
  • congelación de una acción
Foto: Juan Cabrera
Lo dejamos claro, esta parte de creación no era danza aún, era imagen y luego acción escénica. Cuando veíamos lo que otros participantes proponían debíamos pensar que hubiéramos hecho nosotros y lo que nos ha sorprendido, huyendo del simple y poco rentable "me gusta o no me gusta". También descubrimos en los silencios que cuando no hacemos nada, hacemos un montón. Además se veía claro que había un patrón, un discurso en las acciones que creábamos, pero lo importante eran los matices, o lo que condicionaba la imagen y luego la acción. El patrón quedaba enriquecido por el tiempo, el espacio, los sonidos, la interacción, la expresión, la intención. Se trataba de no forzar, dejar fluir.

También fue muy interesante escénicamente como una mirada al frente, estar más o menos cerca del objeto, el lugar que elegimos para crear esa imagen... todo eso condiciona el resultado y la poética que nos seduce de esa instantánea. Cuento el caso de Susana, otra participante veterana, una bailarina y profesora de Toledo que había bailado con Martha Shinca. Ella generó una imagen en la que estaba en posición de carretilla (otro compañero le ayudaba  agarrándola los pies). En las manos llevaba unos zapatos viejos de caballero (y no digo hombre porque eran de esos que encontrarías en el armario de tu abuelo). Nuestra interpretación de la imagen era que esos zapatos querían irse, sin nadie más, sin mirar atrás, no esperaban a nadie ni a nada. Cuando sobre esa imagen ella tuvo que generar una acción, su imagen estaba en el centro de la acción... caminaba sobre ellos y al pararse bajaba los pies y caminaba lentamente sobre ellos y sobre las manos, con cuatro apoyos, pero en las manos seguían los zapatos. Era una acción bastante perturbadora. Se ve que su idea de éxodo era alejada de cualquier matiz positivo y se había inclinado por una idea de fuga.
Foto: Juan Cabrera

¿Qué qué hice yo con mis dados? Pues bien mi imagen era una mano (solo se me veía una mano) que asomaba por una puerta, la mano estaba abierta y relajada y los dados estaban en el suelo. ¿Que qué tiene que ver esto con éxodo? pues bien, yo partí de la idea de que el azar y la suerte condiciona si vives un éxodo o no. La escena en movimiento que generé posteriormente tenía esa imagen en el final: Puerta cerrada, se abre despacio (chirría, qué potente puede ser el paisaje sonoro), asomo una mano, tiro los dados sin mucha fuerza, asomo la otra agarrando la puerta, me quedo unos segundos sin movimiento, y luego ¡portazo! 

Trabajamos a partir de lo que ellos llamaron "paquetes de ideas" y teníamos: 1) escape+bicho; 3) escenas (lo que he contado en párrafos anteriores); 3) abrazos; 4) pulmón; 5) danza impro bajo escucha. Así dicho no se entiende bien, pero en estos paquetes fue en lo que trabajamos durante 4 días para luego poder presentar la pieza "in progress". 

Las pautas dadas en cada bloque o paquete, estaban o definidas o definido que había que definirlo colectivamente. Esta idea es muy interesante, porque un clima de libertad de creación se puede generar desde estructuras sistematizadas y caóticas a la vez. Por ejemplo, el trabajo sobre "escape y bicho" resultó muy interesante. La mecánica sería siempre la misma pero lo que iba a ocurrir, desde dónde y el final serían siempre sorpresa para todos, incluidos los intérpretes. Las PAUTAS trabajadas sobre estas acciones eran:

- que al escapar uno, se sintiera perseguido o dirigido hacia algún sitio concreto, desde una intención. 

- se trabajó como al llegar al punto final de persecución, y al cogerte los demás, tú evolucionabas en una danza desde el aire, sujetado por todos los demás, en la que había que dejar manos y pies libres por seguridad,  mantener el cuello algo rígido para huir del desmayo o la languidez, brazos en cruz o el efecto "procesión de semana santa"

- la idea es cargar y descargar un cuerpo que se mueve, teniendo en cuenta la frontalidad, porque el frente visualmente es muy potente

- había que tener en cuenta que dejáramos cierta imagen fija en esta acción, a modo de "bodegón" o instantánea (5 seg.), dando oportunidad de fijar lo que ocurría. 

También trabajamos que quien inicia el movimiento, desde la persecución, tiene que hacerlo desde la escucha de lo que está ocurriendo para improvisar en el momento oportuno. La ESCUCHA corporal es un trabajo fascinante, importante, significativo, que te conecta con la vida cotidiana pero a la vez es como si pudieras manipularla.

Hicimos muchas prácticas corporales interesantes, pero no voy a dejar aquí todas ellas, las tengo bien recogidas en mi cuaderno de actividades. Voy a contar el final de una de ellas. Tras estar dos horas bailando bajo pautas de Aula3, nos hicieron parar de golpe y escribir todo lo que pudiéramos o quisiéramos. Y aquí las dos caras de folio que rellené. He dudado en ponerla, parece como si te desnudaras y expusieras tus pensamientos más en bruto, bajo el influjo de la verborrea tras un trance, pero como el objetivo de estos post son en gran medida recogerlos para mi, y para quien le pueda servir, me atrevo. Al fin y al cabo, si alguien ha llegado hasta aquí leyendo este complejo post, se merece un poco de desnudez ;)


























Según iban transcurriendo los días íbamos uniendo las piezas que íbamos creando y trabajando. Entre todos proponíamos posibilidades escénicas pero finalmente, en un acertada toma de decisiones dado el tiempo que teníamos, Aula3 decidía que desechar, qué mantener y qué re-estructurar. El último día, el viernes 13 de julio hicimos un pase abierto. Fue increíble mostrar nuestra creación y además pudo asistir mi hermana María.

Aquí se puede ver unos segundos del taller en esta publicación de Instagram de Juan Cabrera:



Trabajar en el espacio del Teatro Pradillo es en sí misma una experiencia. Creo que viendo la fotografía se entiende. Además, lo que llevan este espacio, y aquí nombro a Miren y Miguel que fue con los que coincidí, crean un clima muy interesante de convivencia en el propio teatro que te hace sentirte como en casa, como si el teatro fuera tu casa. El espacio condiciona qué hacemos pero las personas que los ofrecen los dotan de significados para los que pasan por ahí.Este teatro se denomina a sí mismo en su web de la siguiente manera:
Foto: Juan Cabrera

ESPACIOS PARA GENERAR
Espacio de Pensamiento
Espacio de Aprendizaje
Espacio de Creación
Espacio de Diálogo

ESPACIOS PARA COMPARTIR
Temporada

ESPACIOS PARA COLABORAR
Espacios de Colaboración
Espacios de Reconocimiento
Espacios de Apoyo
Espacios de Intercambio




Aprendí muchísimo y se creó un ambiente de trabajo y creación muy muy especial. Tengo mucha información anotada en mis cuadernos, pero son mis notas y reflexiones más relacionadas con lo que puedo aplicar de lo aprendido a la docencia que imparto. Gracias a todos los que lo hicieron posible, empezando por la Universidad de Alcalá.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Fama... ¡a pensar!

Visual Thinking: pensar, dibujar, aprender

"Homo expresivus"